sábado, 1 de septiembre de 2012

Pertenecer

La musica es suave, relajante. Me transporta mas alla de mis sentidos y eleva mi consciencia al nivel de lo onirico. Siento que me hago agua, que fluyo a traves de mi cuerpo; se deshacen mis pies, mis piernas, mi pelvis, mi tripa.... Asciende el liquido en oleadas tranquilas, envolventes y fluyo con él. Soy agua, cálida y mansa. Agua que se desparrama, que se libera y busca rendijas y escondrijos, oquedades que arropar con su manto de paz. Espuma suave que forma un cuerpo, que ansía el contacto de otro cuerpo, fundirse en él, poseerlo y hallar la calma en las reverberaciones de la vida que al igual que el agua, fluye dentro de él. Ser uno, un todo; ser descanso y tormento, dulce tormento de las horas que la vida nos regala. Aun separados somos uno, fluctuando al compás de la energía primitiva que brota de lo mas profunde del ser. Quiero ser y pertenecer a tu piel, a tus ojos, a tus labios, a tus manos, a tu mente. Quiero invadirte, poseerte, beber con tu bova y tocar con tus manos; ver el mundo con tus ojos. Sentir que se para el tiempo cuando estas, aislarme de todo, abstraerme de mi misma, pertenecer.

6 comentarios:

  1. Me quedo con esta frase "Quiero ser y pertenecer a tu piel, a tus ojos, a tus labios, a tus manos, a tu mente", simplemente por que si.
    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar